Ikea entra en la economía colaborativa con la adquisición de TaskRabbit