fbpx

Sobre el dogma de la ‘neutralidad’ de la red


De un tiempo a esta parte, y en paralelo con la discusión sobre el intercambio de ficheros a través de Internet, se viene desarrollando un debate relacionado –y probablemente aún más interesante– sobre la denominada neutralidad de las redes. La posición políticamente correcta que domina entre los usuarios y entre los ‘líderes de opinión’ sostiene que las redes de telecomunicaciones deberían ser neutrales, de modo que las operadoras que las explotan no tendrían que poder discriminar las prestaciones de sus servicios según el tipo de contenido que transportan. Es decir, que cuando un consumidor contrata una conexión ADSL, adquiere con ello el derecho a utilizarla para lo que le parezca más oportuno, sea la navegación por la web, la descarga de ficheros o las comunicaciones de voz sobre IP. Esta postura, como es natural, cuenta con el respaldo de los proveedores de contenido y servicios que podrían verse afectados por algún tipo de discriminación.Por su parte, las operadoras de telecomunicaciones, agobiadas por los requisitos de ampliación de capacidad, defienden su derecho a modular la prestación de sus conexiones según el contenido transportado, y se baraja ya el establecimiento de ‘niveles de servicio’ homólogos a los que encontramos, por ejemplo, en los diversos paquetes básicos y premium de la televisión de pago. El excelente gráfico superior [extraído del blog de Chuck Garwood, aunque no estoy seguro de que sea la fuente original] representa perfectamente esa situación. Por supuesto, hay que recordar que algunos de los servicios que se verían penalizados por la ausencia de neutralidad compiten frontalmente con el negocio de las operadoras: por ejemplo, cada llamada efectuada a través de Skype es una llamada menos que la compañía telefónica podrá cobrarnos por minutos.

Los dos bandos esgrimen sus argumentos para presionar a las administraciones públicas competentes: los partidarios de la neutralidad exigen que todas las redes lo transporten todo, mientras que los gestores de las infraestructuras reclaman su potestad para gestionarlas de la manera más eficiente. Unos alegan que la neutralidad forma parte de la esencia de Internet, mientras los otros aducen que no es viable económicamente dimensionar las redes para atender la demanda máxima, y que la mayor parte de los recursos son consumidos por una pequeña parte de los clientes, lo cual resulta injusto para el resto.

En este sentido, me parece relevante la posición expresada hoy en Madrid por Carlos López Blanco, director de relaciones institucionales de Telefónica, durante el XVI Encuentro del sector de las telecomunicaciones convocado por IESE. El directivo de la operadora, según Efe, afirma que la neutralidad de Internet debe hacerse sobre los principios de transparencia y no discriminación y las operadoras deben poder gestionar la red ofreciendo a sus usuarios distintos niveles de calidad.

Es decir: los consumidores debemos saber exactamente qué es lo que estamos contratando y –añado yo– la administración debe garantizar que lo sepamos, que nuestro proveedor no cambie las condiciones por el camino y que podamos cambiar a otro menos restrictivo si el nuestro no nos satisface. Son las ventajas que esperamos de una economía de mercado tutelada por un gobierno democrático. ¿O no?

Albert Cuesta

Periodista, analista, traductor i conferenciant especialitzat en electrònica de consum i tecnologies de la informació. És l’editor d’aquest blog, de l’edició en espanyol del butlletí Mobile World Live de la GSMA i del blog de l'Observatorio Nacional de la 5G. També col·labora al diari Ara, Catalunya Ràdio i TV3. ---------------- Periodista, analista, traductor y conferenciante especializado en electrónica de consumo y tecnologías de la información. Es el editor de este blog, de la edición en español del boletín Mobile World Live de la GSMA y del blog del Observatorio Nacional de la 5G. También colabora en el diario Ara, Catalunya Ràdio y TV3.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.