fbpx

Toshiba y la importancia de la ‘letra pequeña’

Tras la victoria de la selección española de fútbol en el Mundial de Sudáfrica, no sólo los jugadores de ‘la roja’ saltaban de alegría por los 600.000 € de prima recién alcanzada. También lo hacía la numerosa hinchada, y muy especialmente, los consumidores acogidos a alguna de las promociones de devolución del importe abonado en la compra de diversos productos, en caso de que España ganase el campeonato.

Los clientes de MediaMarkt descubrieron muy pronto que hay que leer la letra pequeña: al perder la selección española su primer partido contra la de Suiza, entraba en vigor la cláusula según la cual la devolución sólo se haría efectiva en caso de que el equipo ganase todos los partidos disputados. Ahora les ha tocado el turno a los compradores de televisores y ordenadores portátiles Toshiba.

Algunos de ellos han descubierto, con el gol del barcelonista Iniesta todavía caliente, que para reclamar la devolución de lo que pagaron deberían haber inscrito su compra en la página web habilitada por la empresa para la promoción. El apartado de términos y condiciones de la misma reza lo siguiente en su apartado 6 (un texto equivalente aparece en la página de la promoción de televisores):

Para la inscripción en la promoción de los portátiles Toshiba, los consumidores deberán registrar su compra en la página Web de la promoción www.toshibafootball.com en el plazo de 7 días desde la fecha de compra. Se dará como fecha de compra la fecha de la factura. (Se considerará el primer día el día de la fecha de compra). Las reclamaciones de compras no registradas en este plazo no serán válidas.

Sin embargo, parece que no todos los compradores leyeron estas condiciones, y han comenzado a reclamar la devolución algunos clientes que no inscribieron la compra realizada. Cuando Toshiba se ha negado a devolverles el dinero, alegando que no cumplen los requisitos, se han dirigido a las asociaciones de consumidores, y FACUA ya ha notificado su opinión de que la empresa debería haber indicado la necesidad de registro más visiblemente en su publicidad.

En cualquier caso, quien deberá efectuar las devoluciones en este y otros casos son las respectivas compañías aseguradoras, pues los fabricantes ya han descontado con cargo a sus presupuestos de marketing las primas de los seguros correspondientes.

Lo que está claro es que, a partir de ahora, mucha gente se tomará la molestia de leer la letra pequeña antes de pulsar alegremente el botón de Aceptar.

Publicado originalmente en el blog ‘El mundo en bits’ de elEconomista.es

Albert Cuesta

Periodista, analista, traductor i conferenciant especialitzat en electrònica de consum i tecnologies de la informació. És l’editor d’aquest blog, de l’edició en espanyol del butlletí Mobile World Live de la GSMA i del blog de l'Observatorio Nacional de la 5G. També col·labora al diari Ara, Catalunya Ràdio i TV3. ---------------- Periodista, analista, traductor y conferenciante especializado en electrónica de consumo y tecnologías de la información. Es el editor de este blog, de la edición en español del boletín Mobile World Live de la GSMA y del blog del Observatorio Nacional de la 5G. También colabora en el diario Ara, Catalunya Ràdio y TV3.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.