fbpx

Así es Operación Triunfo entre bastidores

También puedes leer este artículo en: Català

Una gala semanal televisada en directo con producción audiovisual de lujo y una presencia intensiva en las plataformas digitales para mantener al público joven enganchado a la evolución de unos concursantes elegidos para que los espectadores se identifiquen con ellos. Éstos son los ingredientes que han hecho del retorno de Operación Triunfo (OT) a la programación de TVE un éxito sin paliativos. Hace unos días visité la academia y el plató del programa para conocer su funcionamiento entre bastidores.

Las dos patas citadas se alimentan mutuamente gracias al despliegue tecnológico de primer magnitud que Gestmusic, la productora del híbrido entre concurso de talentos musicales y reality show, ha llevado a cabo en el Parc Audiovisual de Terrassa (Barcelona). En edificios separados dentro del complejo se encuentran tanto la academia d’OT, un edificio de tres plantas donde los concursantes conviven prácticamente aislados -sin contacto con el mundo exterior y prácticamente ninguno con el personal técnico- mientras se forman profesionalmente, como el plato desde el que cada lunes por la noche TVE emite la gala en la que compiten para esquivar la eliminación. Con una superficie de 1.300 metros cuadrados, este plató es relativamente pequeño para lo que se estila en este tipo de programas, pero está equipado con más de 400 focos de diversos tipos, 170 de ellos robotizados, gestionados desde tres mesas de control de iluminación. Pese a que una proporción sustancial son de tecnología LED, que se calienta y consume menos que la incandescencia y la fluorescencia convencionales, ha sido preciso reforzar tanto la refrigeración del plató como la acometida eléctrica.

Pere Prat, responsable técnico de Gestmusic, me explica que los 500.000 watios de consumo excedían la capacidad disponible en el recinto, por lo que se han instalado dos grupos electrógenos de 800.000 watios cada uno, uno principal y otro de reserva, con una capacidad total de 1,6 megawatios. Una buena parte de esta energía la consumen los 540 metros cuadrados de pantallas LED, especialmente las que sirven como telón de fondo dinámico del escenario, porque su resolución duplica la de un televisor 4K a fin de evitar el efecto de moiré en los planos cortos de los concursantes. Este requisito es imprescindible porque TVE rueda la gala con 10 cámaras de resolución 1080p (Full HD) pese a emitirla en 720p, realizadas desde una unidad móvil HD estacionada en el exterior del plató.

El equipamiento se completa con 42 micrófonos inalámbricos de tecnología digital y 18 auriculares de retorno de audio para los concursantes, el jurado y el presentador, conectados a cuatro mesas de audio con un total de 128 canales para mezclar el sonido que oyen los 600 espectadores presentes y el que se emite por televisión.

Esta emisión se envía en diversas variantes -por ejemplo, con los rótulos incrustados y sin ellos- a la red de difusión TDT mediante dos enlaces de microondas entre el Parc Audiovisual y la torre de Collserola, reforzados con una conexión IP por internet y un enlace vía satélite que se instala cada lunes especialmente para la gala. También se han tendido enlaces de fibra óptica entre el plató y la academia para permitir que los profesores intervengan en directo en momentos puntuales de la gala.

Un despliegue complejo

En el otro edificio, el de la academia, el despliegue audiovisual es todavía más amplio y complejo. Sumando las aulas de formación y la residencia de los concursantes hay 44 cámaras robotizadas, más otras siete con operador humano ocultas tras falsos espejos, todas ellas de alta definición y conectadas a mezcladores de vídeo que generan durante todo el día cuatro realizaciones distintas que siguen todos los detalles de la vida en el interior, hasta el punto de poder captar por separado varias conversaciones en la misma mesa del comedor comunitario. Los participantes llevan siempre puesto alguno de los 28 micrófonos sin hilos, cuya señal es captada por alguna de las 20 antenas repartidas entre las aulas y la residencia. Todo este material audiovisual, ya sea en directo o en forma de clips temáticos (los ensayos, las clases, recopilaciones de los mejores momentos) se graba ininterrumpidamente en dos sistemas de grabación digital con una capacidad total de 400 terabytes.

Con todo ello, en las ocho salas de edición de vídeo y audio se crean las 250 piezas que se publican cada semana en el Canal OT, que emite 24 horas al día a través de YouTube y de la televisión de pago Sky. Según Lluís Alsina, responsable de la actividad digital de Gestmusic, el Canal OT ya genera en YouTube 20 millones de visionados cada semana, de los que cuatro millones corresponden a los directos.

Un aspecto destacable es que, por primera vez en España, los vídeos en directo están disponibles en Youtube a los pocos segundos, lo que facilita a Gestmusic acreditar su propiedad intelectual frente al servicio de vídeos de Google en caso de reclamación cuando alguien los piratea. En la academia también se ha instalado un pequeño estudio de grabación de voces donde los concursantes graban las canciones que interpretarán en directo durante las galas. Universal Music las publica en Spotify, donde ya acumulan cuatro millones de audiciones, y en iTunes, donde ocupan el primer lugar en cantidad de descargas.

L’estudi de so on els participants enregistren la veu de les cançons que es publiquen a les plataformes digitals.

El impacto de las redes sociales

Buena parte del éxito de audiencia de esta edición de OT, tras varias temporadas languideciendo en la antena de Mediaset, se debe a la presencia en las redes sociales. El programa es el primero que ha logrado encabezar cada semana la lista de trending topics de Twitter desde que se emite, y durante las galas de los lunes figura entre los temas más comentados en todo el mundo. Después de cada gala se despide al concursante expulsado con una entrevista que se emite a través de Facebook Live. Pero si hay una red social que canaliza la viralidad de OT ésa es Instagram. Al ingresar en la academia, cada concursante recibe un smartphone con sistema Android que lleva instaladas la aplicación de Instagram y algunas de edición fotográfica y de vídeo. Pero para respetar el aislamiento de los concursantes que caracteriza el formato televisivo, los teléfonos no están conectados a internet, sino a una red privada virtual de la academia mediante la que los participantes publican espontáneamente sus fotos y historias en un perfil privado de Instagram que el público no puede relacionar con ellos, y se vuelcan automáticamente en un servidor interno de donde el equipo digital del programa las descarga y las publica en los correspondientes perfiles públicos de la red, con los que los espectadores sí pueden interactuar.

Cuando el concursante abandona la academia, la productora le entrega las credenciales de este perfil para que pueda iniciar su carrera artística disponiendo de todos los seguidores que ha ido acumulando, y que hasta ahora desconocía. Me aseguran que al descubrirlos se emocionan tanto o más que los participantes de ediciones anteriores cuando recibían un libro impreso con todos los SMS de apoyo recibidos. Éste es también un signo de los tiempos: si antes el público votaba por voz y por mensajes de texto, ahora esos dos canales representan menos del 1% del millón de votos que se recogen cada semana. El otro 99% llegan mediante las aplicaciones móviles para Android e iOS, que ya superan los 250.000 usuarios registrados y generan cada semana un millón de visionados del Canal OT.

Publicado originalmente en el diario Ara

20171208

Albert Cuesta

Periodista, analista, traductor i conferenciant especialitzat en electrònica de consum i tecnologies de la informació. És l’editor d’aquest blog, de l’edició en espanyol del butlletí Mobile World Live de la GSMA i del blog de l'Observatorio Nacional de la 5G. També col·labora al diari Ara, Catalunya Ràdio i TV3. ---------------- Periodista, analista, traductor y conferenciante especializado en electrónica de consumo y tecnologías de la información. Es el editor de este blog, de la edición en español del boletín Mobile World Live de la GSMA y del blog del Observatorio Nacional de la 5G. También colabora en el diario Ara, Catalunya Ràdio y TV3.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.