fbpx

Asumámoslo, la 5G no será neutral

También puedes leer este artículo en: Català

Éste año, el Mobile World Congress ha tenido más presencia de la política que cualquiera de las ediciones anteriores. No me refiero a anécdotas como las ausencias en actos protocolarios y el postureo escandalizado resultante, si no a la que se deriva de las especificaciones tecnológicas. Mientras que Barcelona ha empezado la carrera hacia el despliegue masivo del 5g, también se ha firmado por adelantado el certificado de defunción de la neutralidad de internet. O, cuando menos, tal como lo hemos conocido hasta ahora. El dogma de la neutralidad de las redes estipula que todos los bits son iguales y que quien los transporta no puede penalizar ni favorecer a un tipo de contenido por encima de otro. Este principio ha hecho posible la digitalización de la sociedad y se ha respetado -con matices- incluso con protección legal. Sin embargo, las nuevas redes lo cambiaran todo.

Las actuales 4G se comportan de forma monolítica, repartiendo por igual los recursos disponibles entre los dispositivos conectados a cada antena. En cambio, el diseño de la 5G prevé el llamado network slicing, que crea dentro de cada red múltiples redes separadas, cada una con sus funciones y prestaciones, para proporcionar a cada aplicación la combinación de latencia, velocidad y capacidad que necesite. Por ejemplo, los sensores de un tren conectado no necesitan tanta capacidad de transmisión como la película que miran los viajeros, pero tienen que responder inmediatamente. Los objetos urbanos y los electrodomésticos conectados transmiten pocos datos y no importa si lo hacen ahora mismo o dentro de cinco segundos, pero en un robot industrial la latencia es crucial. Los modelos de negocio futuros de las telecosas se basarán precisamente en la capacidad de modular las prioridades del servicio para cada cliente, renunciando a la neutralidad. Lo máximo que se podrá exigir es la neutralidad en cada categoría: es decir, que todos los coches autónomos sean tratados por igual y que no haya contenedores de la basura mejor conectados que otros.

publicat originalment al diari Ara

20180304

Albert Cuesta

Periodista, analista, traductor i conferenciant especialitzat en electrònica de consum i tecnologies de la informació. És l’editor d’aquest blog, de l’edició en espanyol del butlletí Mobile World Live de la GSMA i del blog de l'Observatorio Nacional de la 5G. També col·labora al diari Ara, Catalunya Ràdio i TV3. ---------------- Periodista, analista, traductor y conferenciante especializado en electrónica de consumo y tecnologías de la información. Es el editor de este blog, de la edición en español del boletín Mobile World Live de la GSMA y del blog del Observatorio Nacional de la 5G. También colabora en el diario Ara, Catalunya Ràdio y TV3.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.