fbpx

¿Por qué hablamos todavía de las Small Cells?

5g, gsma

Pese a la cancelación del MWC20 Barcelona, los lanzamientos de productos y la presentación de innovaciones no quedan archivados, y por ello mi equipo de GSMA Intelligence ha ido publicando noticias sobre el mercado.

El procedimiento adoptado para los análisis es sencillo. Seguimos de cerca los anuncios de operadoras, proveedores y todos los participantes del ecosistema (desde principios de febrero hasta principios de marzo). A continuación identificamos los temas y mensajes que cobran relevancia en amplios segmentos de mercado, como smartphones, empresa e Internet de las Cosas, y transformación de las redes. En esta última categoría nos hemos decidido por tres mensajes clave: el progreso incesante hacia OpenRAN (si no RAN virtual), el negocio de la computación en el borde de la red (edge computing) frente a la innovación tecnológica, y las innovaciones en el modelo de explotación de las redes. Pero hay un determinado segmento del mercado, y su evolución, que no ha entrado en juego: las small cells.

Si partimos de las prioridades y puntos de vista de las operadoras, parece que tenga sentido excluir las Small Cells. Van a la zaga del resto de tecnologías clave en cuanto a previsiones de rentabilidad. Con todo, la decisión de no incluir a las Small Cells en el análisis no ha sido fácil, aunque solo sea porque en febrero no han faltado los anuncios y noticias en dicho sector, como por ejemplo adiciones a Radio Dot de Ericsson, el compromiso de Verizon de desplegar cinco veces más Small Cells en 2020 que en 2019, la hoja de ruta de automatización del Small Cell Forum y el impulso comercial de Qualcomm FSM100xx.

¿Y qué se desprende de todos ellos?

Definiciones en constante evolución

Al aparecer las femtoceldas, la definición de Small Cell era bastante clara: una estación base autónoma de bajo consumo y baja capacidad. Luego les añadimos modelos empresariales con mayor potencia y capacidad. Después se introdujeron nuevas arquitecturas que separaban la banda base y la radio para despliegues en interiores. Algunas de ellas sacaban partido de los recursos de las macrocélulas en banda base. Como resultado, la definición de Small Cell en 2020 es muy imprecisa. Dicha circunstancia se hace evidente en las referencias a FSM100xx de Qualcomm. Al principio se publicitó como plataforma Small Cell y ahora se promociona como algo que ofrece soporte a “infraestructura para Small Cell y cabezal de radio remoto”. Por supuesto que el hecho de que el Small Cell Forum hable ahora de “redes de Small Cells” en contraposición a “Small Cells” refleja la misma realidad.

Escalar el negocio

La hoja de ruta del Small Cell Forum para la automatización transmite un importante mensaje que podría pasar inadvertido a causa del enfoque técnico sobre optimización y orquestación de dicho documento. A saber, que las redes de Small Cells no se pueden escalar mediante procedimientos manuales. Por el contrario, es un proceso que requiere una sustancial automatización. Y como el sector de Small Cells ha evolucionado hasta incluir las femtocélulas de los consumidores, las Small Cells de las empresas y las arquitecturas distribuidas y virtualizadas, la noción de automatización no puede entenderse con independencia de todo el resto, sino que es necesaria una visión integral.

mmWave eleva las apuestas

Puede parecer que la discusión sobre los requisitos para escalar las redes de Small Cells es una pérdida de tiempo, si no ha quedado claro que las operadoras estén interesadas en dicho proceso. Pero se trata de una verdad a medias. Como ocurre en muchas otras tecnologías, las operadoras tienen que ver un ecosistema maduro antes de tomarse en serio la planificación y la inversión. Pero por otra parte, también está claro que las operadoras avanzan en los despliegues de Small Cells. Verizon ha ligado un ambicioso plan de despliegue de Small Cells a la expansión de mmWave 5G. El vínculo entre mmWave y las Small Cells es bastante obvio: la física dicta que la cobertura sea por lo general limitada. Y aunque las operadoras estadounidenses sean más activas que las de otras regiones en el despliegue de mmWave, las asignaciones de espectro de banda alta (por encima de 6 GHz) están teniendo lugar en todo el mundo. No es sorprendente que, según una encuesta realizada por GSMA Intelligence entre operadoras de todo el mundo, mmWave sea la segunda mayor prioridad de inversión en RAN 5G.

La 5G eleva las apuestas

Si el despliegue de mmWave es la segunda prioridad de inversión en RAN 5G entre las operadoras, podríamos hacernos una pregunta obvia. ¿Cuál es la máxima prioridad?

Una pregunta inteligente. La respuesta: el desarrollo de la cobertura 5G en interiores.

Aunque dicho dato pueda sorprendernos, es coherente con todo lo que se ha hablado en el mercado sobre el papel de la 5G en la transformación digital de toda la sociedad y en casos de uso empresariales. Y se refleja en las adiciones al catálogo de Small Cells (tanto de Ericsson como de sus competidores), las nuevas arquitecturas para interiores y el impulso comercial en el sector, así como las hojas de ruta para escalar las Small Cells. Nadie discutirá que el cumplimiento de las promesas de la 5G comportará la densificación de las redes. Dicha afirmación halla aceptación general y la hemos tenido en cuenta en nuestras previsiones de inversiones de capital para la 5G. Pero lo fundamental es que en la densificación habrá que tener en cuenta las Small Cells.

– Peter Jarich – director de GSMA Intelligence

Las opiniones editoriales expresadas en este artículo son exclusivas del autor y no reflejan necesariamente los puntos de vista de la GSMA, sus Miembros o Miembros Asociados

Publicado originalmente en en Mobile World Live en español

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.