fbpx

Así hacen realmente negocio los gigantes digitales estadounidenses

También puedes leer este artículo en: Català

Sundar Pichai, Jeff Bezos, Mark Zuckerberg y Tim Cook están convocados este lunes a comparecer -por videoconferencia- ante la comisión anti-monopolios del Congreso de Estados Unidos para defender sus respectivas empresas por unas acusaciones de prácticas monopolistas que les será difícil rebatir. Google tiene una posición dominante en búsquedas web y en contenido para móvil, Amazon en comercio electrónico, Facebook en redes sociales y Apple en aplicaciones para iPhone.

La magnitud de las firmas implicadas es tal que ha dado lugar a un acrónimo específico para referirse a ellos en conjunto: GAFAM, formado por sus cuatro iniciales más la de un quinto gigante digital, Microsoft, que ya pasó en el su momento por el mismo escrutinio. Aparte de su capacidad para movilizar e influenciar el comportamiento de más de la mitad de la población del planeta, se trata de grandes potencias económicas: la suma de sus facturaciones situaría las GAFAM como decimoséptimo estado mundial en términos de PIB, el detrás de Indonesia y por delante de Holanda. Sus valoraciones en bolsa son aún más estratosféricas: todas están entre las 10 compañías más valiosas del mundo, a pesar de no tener ni 50 años de vida. La más antigua es Microsoft (1976) y la más reciente Facebook (2004).

Más allá de su carácter digital y vinculado a internet, las GAFAM comparten algunos rasgos, como el origen norteamericano (por eso dejo fuera otros gigantes del mismo orden como la surcoreana Samsung y la china Alibaba) y que hacen alrededor de la mitad del negocio fuera de Estados Unidos. Pero entre ellas hay grandes diferencias, que quedan patentes en la distribución de sus ingresos por líneas de negocio.

El origen de los ingresos

La única de las cinco empresas que factura menos de 100.000 millones de dólares anuales es también la menos diversificada: Facebook es una empresa de publicidad digital disfrazada de red social, que genera el 98,5% de los ingresos vendiendo los anuncios que aparecen en las sus plataformas -Facebook, Instagram, WhatsApp- y en webs y aplicaciones de terceros. El resto es residual y corresponde a la venta de dispositivos (Oculus, Portal) y a las comisiones por transacciones en sus incipientes servicios de pago.

En el otro extremo en variedad se encuentra Microsoft, que a pesar de no ser el líder del mercado de servicios en la nube -una posición que ocupa otra GAFAM, Amazon-, sí ha conseguido que esta línea de negocio, bajo la marca Azure , ya sea la principal, superando sus productos estrella tradicionales: las licencias de las aplicaciones ofimáticas Office y los sistemas operativos Windows. Rozando el 10% encontramos la actividad de videojuegos de Xbox, y ya por debajo de la publicidad en el buscador Bing, la red social LinkedIn (también publicidad, además de cuotas de abono a servicios premium) y las ventas de ordenadores y tabletas Surface, que funcionan bastante bien comercialmente y sirven para hacer olvidar el fracaso de la firma en el mundo de los móviles.

También Amazon es más diversificada de lo que a menudo se cree. Es la GAFAM que factura más y también la que tiene un margen más delgado de beneficio bruto (4%) por la naturaleza de su negocio principal: el comercio electrónico mediante las tiendas digitales propias representa la mitad de la facturación, y aún hay que añadir hay otro 20% por las ventas que otros comercios hacen mediante su plataforma. Pero la línea de ingresos que crece más es la de servicios en la nube: los centros de datos de Amazon Web Services también hacen funcionar millones de otros servicios de internet. Casi un 7% del negocio de Amazon viene de suscripciones a Prime, sean de vídeo y música en streaming o de entrega de paquetes en tarifa plana. Un 6% corresponde a los supermercados Whole Foods, y aunque hay un 5% de varios en los que encontramos desde los altavoces conectados Alexa hasta las tabletas Fire.

Apple ha sido siempre la GAFAM más vinculada a los dispositivos físicos. De su distribución de ingresos hemos hablado en otras ocasiones y la venta de iPhones sigue representando más de la mitad de la facturación, pero en los últimos años han ganado peso los servicios, desde las tiendas de aplicaciones y las ampliaciones de garantía hasta las suscripciones de música, contenido audiovisual o videojuegos. Y también crecen las ventas de accesorios como auriculares y relojes.

Finalmente encontramos a Alphabet, el holding matriz de Google, que factura siete de cada diez euros en publicidad en servicios propios como el buscador, YouTube, Gmail o Maps, y otros 1,3 en publicidad en webs y aplicaciones de terceros. Las ventas de suscripciones a contenido de música y vídeo son otro 10%, el doble de lo que pesan los servicios de datos en la nube para particulares y empresas. En cambio, a pesar de su visibilidad, negocios como Loon (internet desde globos aerostáticos), Waymo (coches autónomos) o Nest (domótica) representan sólo el 0,4% de la facturación de la compañía.

Publicado en el diario ARA

20200726

Albert Cuesta

Periodista, analista, traductor i conferenciant especialitzat en electrònica de consum i tecnologies de la informació. És l’editor d’aquest blog, de l’edició en espanyol del butlletí Mobile World Live de la GSMA i del blog de l'Observatorio Nacional de la 5G. També col·labora al diari Ara, Catalunya Ràdio i TV3. ---------------- Periodista, analista, traductor y conferenciante especializado en electrónica de consumo y tecnologías de la información. Es el editor de este blog, de la edición en español del boletín Mobile World Live de la GSMA y del blog del Observatorio Nacional de la 5G. También colabora en el diario Ara, Catalunya Ràdio y TV3.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.