fbpx

Inteligencia artificial para 3.000 millones de Android

Android_Google
El vicepresident de Google Sameer Samat, durant la convenció de desenvolupadors de la setmana passada EFE

También puedes leer este artículo en: Català

El año 2017 había en el mundo 2.000 millones de dispositivos con el sistema operativo Android. Dos años más tarde, la cifra ya había subido hasta los 2.500 millones. Y actualmente hay 3.000 millones de dispositivos Android en funcionamiento. De ahí que el sistema operativo de Google haya sido, una vez más, el protagonista de la convención anual I / O para desarrolladores de aplicaciones y servicios que el gigante tecnológico celebró la semana pasada, de nuevo en formato telemático por culpa de la pandemia.

Cabe decir que las novedades de la futura versión 12 de Android, que llegará a los smartphones en pocos meses, son sobre todo cosméticas: la paleta de colores de las aplicaciones se adapta automáticamente a la imagen de fondo, se han añadido animaciones y se han mejorado los widgets de la pantalla de inicio.

Sin embargo, hay algunas novedades funcionales; en particular, relacionadas con la privacidad: igual que en iOS 14, cuando la cámara o el micrófono están activos, en el ángulo superior derecho de la pantalla se enciende una lucecita verde para avisarnos. Y los ajustes rápidos han ganado botones específicos para desactivar la cámara y el micrófono a nivel de sistema sin que las aplicaciones sean conscientes. Sin embargo, Google no ha ido más allá y no hay ni rastro de un sistema como el App Tracking Transparency de Apple que obligue a las aplicaciones a pedirnos explícitamente permiso para rastrear nuestra actividad. Sería pedirle demasiado a Google, porque iría en contra de su negocio troncal, que es la publicidad personalizada.

Donde sí Android sigue los pasos de iOS es en la vinculación más estrecha entre los teléfonos Android y otros dispositivos de su ecosistema: más facilidad para transferir archivos y llamadas con los ordenadores portátiles Chromebook, posibilidad de cambiar el canal del Android TV con el móvil, emparejamiento más rápido con dispositivos Bluetooth, y uso del teléfono como clave digital para abrir y arrancar el coche, siempre que sea un BMW o un Ford que lo permita.

Google ha exhibido progresos en dos plataformas que hasta ahora se le resistían: los televisores y los relojes. Android TV ya funciona en 80 millones de aparatos de Sony, Philips y TCL entre otras marcas, además del adaptador Chromecast. Por otra parte, Wear OS, la variante de Android para relojes, llega a la versión 3 con más rendimiento, pero es de esperar que el impulso definitivo le venga dado por una nueva alianza con Samsung para desarrollar una nueva plataforma conjunta para relojes inteligentes. Los próximos modelos de Galaxy Watch ya la utilizarán, abandonando así el actual sistema Tizen, propio de Samsung, que quedará exclusivamente para los televisores de la marca coreana … hasta que se consume a fondo este matrimonio de conveniencia y Samsung adopte para en sus pantallas grandes el mismo sistema operativo que ya utiliza los teléfonos. Centrándonos en los relojes, parece que la unión entre Google, Samsung y Fitbit (que es propiedad de Google) puede hacer frente a la Apple Watch, que representa un 40% de este mercado.

En el campo de las aplicaciones, sean para móviles o para ordenadores, Google Fotos ya forma parte del club de los servicios con más de 1.000 millones de usuarios. La aplicación incorpora ahora una carpeta privada, protegida con huella dactilar o contraseña, para guardar las imágenes que no queremos que vea nadie más. Con inteligencia artificial (IA) se quiere sacar más jugo a los cuatro billones de fotografías y vídeos que ya contiene Fotos, la mayoría de los cuales no volverá a mirar nadie nunca más: se añade un nuevo tipo de Record, que agrupa todas las imágenes de la fototeca en la que aparece un mismo objeto (por ejemplo, la mochila que siempre llevamos en las excursiones) y aparecen los llamados momentos cinemáticos, que son animaciones generadas a partir de varias fotos del mismo momento.

El navegador Chrome para el móvil ya no sólo avisa cuando detecta que la contraseña de acceso a una web figura en alguna filtración masiva de credenciales, sino que también te ofrece cambiarla automáticamente por una nueva. Una sorpresa muy bienvenida es que Chrome también recupera la función de agregador de fuentes RSS, que permite suscribirse al contenido de las páginas web para recibir notificaciones de los cambios y nuevas incorporaciones. Ojalá sirva para que los medios de comunicación que habían dejado de ofrecer RSS de su contenido vuelvan a hacerlo.

Más IA que nunca

La inteligencia artificial (IA) es uno de los pilares de los servicios de Google. Por ello la empresa ha presentado en el I / O la cuarta generación de sus chips TPU de procesamiento para aplicaciones de IA y aprendizaje automático, que son los que impulsan servicios como el buscador, el ama de llaves Assistant, los álbumes de Fotos y las buzones de Gmail, que capturan cada día miles de millones de mensajes maliciosos antes de que hagan ninguna fechoría.

También se utiliza la IA para una nueva aplicación de asistencia a la dermatología: algoritmos entrenados con 65.000 imágenes de diagnósticos confirmados permiten detectar hasta 288 enfermedades dermatológicas a partir de fotografías de la piel, el cabello y las uñas. Aunque Google asegura no pretender sustituir el diagnóstico de un especialista, las autoridades sanitarias europeas ya la han homologado para uso médico.

En el ámbito experimental, Google ha mostrado el asistente conversacional LaMDA, que logra una naturalidad excepcional en los diálogos con el usuario, hasta el punto de que en las dos conversaciones de demostración parecía casi natural estar hablando con alguien que decía ser el planeta Plutón, en un caso, y un avión de papel, en otro, gracias a la coherencia de las respuestas respectivas.

Otro tipo de diálogos realistas son los que se pueden establecer con la Starline, el prototipo de una cabina de telepresencia equipada con pantalla de 65 pulgadas y varios sensores y cámaras que consiguen representar el interlocutor en 3D con una fidelidad que parece que lo tengas físicamente delante.

Las diversas sesiones telemáticas de I / O han permitido a los creadores de aplicaciones y servicios ponerse al día de todo lo que la plataforma de Google les ofrece. Una integración potenciamiento interesante es que los casi dos millones de comercios que utilizan la plataforma Shopify de tiendas online podrán hacer visibles sus catálogos de productos directamente dentro de los resultados de búsqueda en la web, en Maps, en YouTube y otros servicios de Google . El conjunto es un rival potencialmente temible tanto para Amazon como para las funciones de comercio electrónico del ecosistema de Facebook, que incluye Instagram y WhatsApp..

Los desarrolladores tendrán unas semanas intensas de congresos virtuales. El I / O de Google ha sido sólo el primer episodio de una ronda que continuará con el Build de Microsoft y la WWDC de Apple hasta culminar a finales de junio con el MWC de Barcelona.

Publicado en el diari Ara

ara_20210525_andromines

Albert Cuesta

Periodista, analista, traductor i conferenciant especialitzat en electrònica de consum i tecnologies de la informació. És l’editor d’aquest blog, de l’edició en espanyol del butlletí Mobile World Live de la GSMA i del blog de l'Observatorio Nacional de la 5G. També col·labora al diari Ara, Catalunya Ràdio i TV3. ---------------- Periodista, analista, traductor y conferenciante especializado en electrónica de consumo y tecnologías de la información. Es el editor de este blog, de la edición en español del boletín Mobile World Live de la GSMA y del blog del Observatorio Nacional de la 5G. También colabora en el diario Ara, Catalunya Ràdio y TV3.