fbpx

Dentro de un jardín cerrado se vive mejor

Apple_app_store

También puedes leer este artículo en: Català

Cuando se habla de Apple es habitual pensar en dispositivos electrónicos como teléfonos, ordenadores y tabletas iPad. Pero la segunda línea de negocio de la empresa por volumen de facturación, sólo superada por los iPhones, son los servicios: el pasado trimestre aportaron 19.820 millones de dólares, más del 20% del total. Además de los abonos en la nube iCloud y en las plataformas Apple Music y Apple TV+, la categoría incluye sobre todo las tiendas de aplicaciones App Store, que generan ingresos en concepto de comisiones por las descargas de pago (un 6% de los más de tres millones de títulos del catálogo) y el contenido vinculado.

Gestionar este catálogo –como el de la Play Store de Google, el otro gran mercado mundial de apliques móviles fuera de China– sin que se escape de las manos exige aplicar unos criterios bastante estrictos para impedir que los desaprensivos prueben estafar a los consumidores. Apple asegura que el pasado año evitó transacciones fraudulentas por valor de casi 1.500 millones de dólares. En concreto, rechazó más de 34.000 aplicaciones porque contenían funciones escondidas o no declaradas y retiró otras 155.000 por haber cambiado el comportamiento tras ser aprobadas, además de una cantidad similar de títulos que consideró basura, copias de otros o engañosos. También se expulsaron de la App Store 343.000 aplicaciones para vulnerar la privacidad del usuario, pidiéndole más datos de los necesarios o utilizándolos de forma incorrecta. Asimismo, se bloquearon intentos de compra con 3,3 millones de tarjetas de crédito robadas y se desactivaron 170 millones de cuentas de usuario presuntamente fraudulentas y más de 800.000 cuentas de desarrolladores por el mismo motivo.

Obviamente, si Apple presume de ser tan estricta es por un único motivo: demostrar a las autoridades que obligarla a abrir los iPhones en tiendas de aplicaciones de terceros (y tener que renunciar a una parte de su segundo negocio más importante) no sería tan buena idea.

Publicado en el diari Ara

Subscripció a albertcuesta.com

Pots rebre els articles subscrivint-te al grup de Telegram, o bé rebre'ls per correu electrònic posant la teva adreça aquí:

Albert Cuesta

Periodista, analista, traductor i conferenciant especialitzat en electrònica de consum i tecnologies de la informació. És l’editor d’aquest blog, de l’edició en espanyol del butlletí Mobile World Live de la GSMA i del blog de l'Observatorio Nacional de la 5G. També col·labora al diari Ara, Catalunya Ràdio i TV3. ---------------- Periodista, analista, traductor y conferenciante especializado en electrónica de consumo y tecnologías de la información. Es el editor de este blog, de la edición en español del boletín Mobile World Live de la GSMA y del blog del Observatorio Nacional de la 5G. También colabora en el diario Ara, Catalunya Ràdio y TV3.